viernes, 29 de julio de 2011

Ilusiones




Me envuelves con intangibles caricias,
tu, viviendo amores desconocidos,
yo, reinventado sentimientos escondidos. 

Olvido que a los cielos he rogado,
olvido aquel sentimiento,
entonces te veo ahí.

Te siento aquí, tan cerca, dentro de mí. 

Nunca entenderé como ocurrió; 
ansío tenerte junto a mí,
ansío tus manos, tus brazos, tu boca.

Y perdóname por ser tan terrenal,
perdida aun lo físico y lo emocional. 

Pero te quiero,
sí, te quiero 
no sé si exista un mañana para ti y para mí,
si nuestras almas se entenderán cuando se miren.

Pero entre tanto aquí está, quien desvela tus noches
dispuesta a vivir el presente,
a sanar heridas, 
a curarme el alma, entregarte mi amor al alba.

Pecados


Ávida de tus manos, de tus besos, de tu roce,
ávida de tu cuerpo. 

Sentirte en mí, sentir tu mirada, tu deseo,
pecados de esta carne mortal nacen, viven y mueren en tu piel. 

Y después son solo recuerdos,
sensaciones del placer ya muerto. 

Suspiros de la piel emanan lujuriosos, volátiles, incendiarios ante ti.

Al final somos dos, nada más
embriagados en la ambrosia de este deseo que se evapora con mi auto control.

Mi moral puesta a prueba termina tendida,
derrotada, extinta con el veneno que me da tu cuerpo.



domingo, 3 de julio de 2011

Fantasma


Hoy te escribo después de que tu querer de mi lado se fuera, altruismo o estupidez no lo sé, pero has dejado mi ser marcado, partido en dos, y como mas he de estar al ver que el complemento mío se ha ido, pensando en mi según dijo !

Tal vez tú también me recuerdas, tú también me sientes, tú también estás incompleto. 

Destino has sido tú el culpable de que estas almas se encuentren tarde….

En la mitad de sus días, por eso entiendo y acepto el dolor que embarga mi alma,

Por eso comprendo y acepto que a minerva la dejen sumergida en el mar para siempre…



El Ángel


Madres amigas, madres hijas, madres hermanas, 

madres estudiantes, madres profesionales, 

madres amas de casa, madres revolucionarias, madres luchadoras, 

madres abuelas, madres que no engendraron pero que aprendieron que el amor es más fuerte que la sangre, 

madres que día a día hacen respetar el hecho de ser mujeres y el ser la ayuda de Dios en el misterioso Plan de la creación. 

A ustedes cómplices de pataditas en el vientre, del garabato, de la primera ilusión, del primer desamor, de la graduación.... 

Testigos del círculo de la vida que frente a sus ojos se vuelve a recrearse una y otra vez al ver a la hija convertirse en madre también, o a la nuera dando vida a otro ser q también lleva su sangre, y que amara hasta el fin de sus días como si fuera propio… 

A todas, mujeres hechas de miel y hierro,  porque el amor de madre es el más puro, es infinito, desinteresado, abnegado.

Porque cuando las mujeres nos convertimos en madres, dejamos de ser terrenales y nos convertimos en ángeles.



Oscuras confidencias


Noche mi fiel y noble confidente.

Haz sido tu la única compañera, la que paciente a encontrado el llanto de mi alma, las lágrimas en mi cara.

La oscuridad de mi mente, y lo triste de mis ideas,

Solamente tu haz acompañado a este ser, en el deseo de que al cerrar los ojos, y no se habrán nunca más; 

para que he de abrirlos si la mañana lo único que me da es desesperanza.