domingo, 3 de julio de 2011

Oscuras confidencias


Noche mi fiel y noble confidente.

Haz sido tu la única compañera, la que paciente a encontrado el llanto de mi alma, las lágrimas en mi cara.

La oscuridad de mi mente, y lo triste de mis ideas,

Solamente tu haz acompañado a este ser, en el deseo de que al cerrar los ojos, y no se habrán nunca más; 

para que he de abrirlos si la mañana lo único que me da es desesperanza.



No hay comentarios:

Publicar un comentario