miércoles, 14 de diciembre de 2011

Reminiscencias

Extraño las madrugadas junto a ti, y también tus besos 

Tus besos….

Quien podrá besarme nuevamente así, la dosis justa de pasión la dosis justa de ternura, 

La dosis justa de emoción, la dosis justa de locura, 

Extraño aquel beso a hurtadillas… 

Extraño tus caricias,

Extraño aquel romance silente, y tan a la vista.

Te extraño, cada vez que camino por estas calles que se volvieron tan nuestras, 

Can cada recuerdo, que se clava como un puñal en mi pecho. 

Con cada gesto tuyo que sin darme cuenta se volvió mío.

Te extraño tierno, te extraño perverso, 

Te extraño apático, te extraño simpático,

Te extraño silente, te extraño intermitente

Y si, también, extraño tus celos camuflados de sonrisas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario