miércoles, 7 de marzo de 2012

Los cuerpos errantes



I
Viviendo en idilios,
pasiones eternas que rasgan mi pecho.
Tus manos deseosas rozando el alma
los cuerpos dispuestos se enlazan, vibran,
sienten...

II
Te siento entero, te siento fuerte
ahí estas de nuevo
te puedo ver, a veces te imagino vencido…
luego, la nada
bruma espesa en mi cabeza
mientras se disipa, mis manos tocan, viajan, se deleitan…
nunca tanto como yo.

III
Me ves perdida en ti, inundada
sientes, disfrutas.
Tus manos recorren mil valles y montañas
deleite de la carne, del tacto
pronto marcas el ritmo de un allegro.

Profundas sensaciones
túneles ardiendo.

IV
Yo entre tus manos
tan solo una muñeca soy,
me levantas, me elevas al cielo
me recuestas y me siento fundida con la tierra.

Despierto en el caos
y otra vez la bruma…

V

Me ves en lo alto
para ti soy una mariposa
aleteado constantemente
queriendo volar,
tú me alcanzas, das saltos hacia mí

de las caderas me tomas, me bajas
y sucumbes frente a mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario