sábado, 1 de septiembre de 2012

Tareas Pendientes


Te descubro en mundos desconocidos
claro aún sigues siendo ese niño,
tampoco he cambiado
solo retomamos lo abandonado.

Ahora con el mismo compás
ahora somos quienes
bailamos el vals
suave, a ritmo y sin tanto alarde
que las prisas nos han traído tarde.

Elévate, elévame aún nos queda noche
sigamos que nos falta
matar las ganas, sanar las camas
enterrar los deseos bajo las almohadas.


Qué más decir si es tan obvio
tus manos son muy hábiles
yo fui buena siempre con los discursos
manos y bocas que son de mil usos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario