sábado, 1 de septiembre de 2012

Laberintos

Desde el principio enredado

como se enredan las raíces con los años.

No hay luces ni caminos,

todo tan oscuro,

lleva tu mano para que me guíes

llévame contigo.



Toco tu lejanía, sientes mis pasos

y más te dejas enredar con mis abrazos;

siento el dolor de la penumbra

pero aunque duele es el mejor camino,

la vía más rápida

para salir del pasadizo.





2 comentarios:

  1. No hay mejor guía que la que viene de aquel que nos ama. Muy bello los versos. Un beso grande Lou

    ResponderEliminar
  2. Otro para ti gracias por tu comentario :) un beso

    ResponderEliminar