miércoles, 27 de agosto de 2014

Los Sauces

Emergían verdes
poderosos y sombríos.
       
Sus ramas se abrían una a una
regalando los dones de la tierra.    
       
Yo los miraba
magia que se abre paso entre el paisaje
brota de la tierra con la fuerza de la vida. 
                        
Absorta en su belleza 
alcance a escuchar tu voz...

Solo te miré 
supe que la magia no estaba en la vía         

sino contigo a mi lado
mientras sonreías.


4 comentarios:

  1. Gracias por comentar en mi blog, me gusto mucho este poema...adoro los sauces...hay realmente algo mágico en ellos. Mil saludos, te estoy siguiendo :)

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti por pasar por mi blog, un abrazo :)

    ResponderEliminar
  3. Difundo esta y otras entradas por la pagina de facebook mujeres salvando el mundo . Prefiero los poemas que no cantan el mito del amor romantico tan engañoso para las mujeres .Te escuche en ambato . Mi página web es http://www.heroinas.net/. abrazo

    ResponderEliminar
  4. "El día en que una mujer pueda no amar con su debilidad sino con su fuerza, no escapar de si misma sino encontrarse, no humillarse si no afirmarse, ese día el amor será para ella, como para el hombre, fuente de vida y no un peligro mortal", debe llegar el día el amor es parte de nuestra esencia. Gracias por visitarme y compartir mi blog,revisando el perfil de Facebook me encontré con que ya lo seguía Hace tiempo. Un abrazo!

    ResponderEliminar